Sobre el uso del smartphone

Los móviles hace mucho que han dejado de ser simples herramientas telefónicas. Son ya pequeños ordenadores con una capacidad increíble, y cada vez mayor, de realizar tareas múltiples.

Es por eso que, bajo mi punto de vista, en el debate sobre el uso de los smartphones hay que introducir dos elementos que creo esenciales:

  1. Formación
  2. Madurez personal

Para que se entienda mejor lo que quiero decir, voy a usar el ejemplo comparativo del coche. Hoy en día, tras los años transcurridos desde que se inventó el automóvil, a nadie se le ocurriría pensar que se puede conducir, en España, un coche antes de los 18 años y sin pasar por la autoescuela.

Vayamos ahora a los smartphones. Me parece que todavía es muy pronto y no hemos sido capaces de reflexionar sobre cuándo una persona tiene la madurez personal y psicológica necesaria para usar el smartphone (16, 18 años??) y qué formación debiera recibir antes para poder usarlos con responsabilidad, de manera sana y no adictiva.

Estos dos elementos, formación y madurez personal, que no se cuestionan en el caso del automóvil, creo que deben introducirse en el uso prudente del smartphone.

Cuando sale una herramienta nueva al mercado, toda la industria del sector se vuelca en la venta masiva del producto. Pero debemos ser los ciudadanos,-as los que tomemos cartas en el asunto y paremos la máquina mercantil en favor de los criterios humanos, de racionalidad, ponderación, reflexión, sensatez, salud y prudencia.

¿Tiene la suficiente madurez personal un niño o niña de 12 años para tener un smartphone y usarlo de manera absolutamente libre? ¿Qué se le ha enseñado a ese niño o niña que coge un smartphne por primera vez, sobre el uso de su terminal?

Creo que esto debe ser un debate urgente en la sociedad, que todavía no se ha hecho.

Los padres debemos tomar consciencia de esta realidad, y empezar a formarnos u criterio sano y lúcido, fundamentado, sobre este tema, que no se base sólo en lo que hacen los demás… “como lo tienen sus amigos, también se lo compro a mi hijo”.

Publicado en Aktualitatea, Hausnarketak, Hezkuntza | Deja un comentario

JESUCRISTO SUPERSTAR 5

Termino ya las entradas sobre JESUCRISTO SUPERSTAR con lo últimos momentos de Jesús en la tierra.

Aconsejo escuchar las canciones, con tiempo, y luego leer los comentarios.

    • La última cena

Jesús realiza el famoso gesto de bendecir el pan y el vino, ofreciéndolo como su cuerpo y sangre, al tiempo que hace dos anuncios: la traición de Judas y la negación por tres veces, de Pedro.

La canción empieza como una balsa de aceite. Es la calma que precede a la tempestad.

Tras las bendiciones, la tensión crece y Jesús duda de que le vayan a recordar. Es aquí donde anuncia la traición y la negación. Debe ser complicado saber que tus planes se van a torcer y mantener la calma. Judas quiere justificarse, quiere dar razón de su traición. Es este, quizá, el recurso psicológico más antiguo para tranquilizar la conciencia. De hecho hay una secta, los cainitas, que interpretan esta acción de Judas como “buena”, necesaria para la salvación de la humanidad.

En el fondo, los discípulos siguen sin entender el verdadero proyecto de Dios. No entienden, porque sólo después de los acontecimiento que van a vivir y de la Resurrección van a ser capaces de entender la verdadera misión de Jesús.

    • Getsemani

Esta canción no tiene desperdicio. Tanto en su letra como en su música. Es quizá la introspección psicológica más profunda de la obra.

Se presenta la duda de Jesús. Tiene que decidir si seguir con el plan trazado por su Padre, o, por ejemplo, escapar de Jerusalén y salvar la vida.

La intensidad de la canción acompaña a la perfección el dolor interno de Jesús. Se enfrenta a la muerte. Es inevitable ver la muerte como fracaso, como término, como final desastroso. Ante este fracaso, la duda de si debió hacer mejor las cosas le asaltan. Y sobre todo aparece el ¿por qué? Ese gran interrogante humano que dota de sentido a la acción humana. Sin por qué no hay sentido, no hay motivo, no hay intención, no hay misión. La incapacidad de responder al por qué último de nuestra existencia, angustia, paraliza, deprime, hace sufrir.

Al final, Jesús decide seguir el plan de Dios. Acepta morir. Pero pide al Padre que cuando muera le mire. La mirada aparece como el gesto más significativo de reconocimiento. Somos reconocidos cuando nos miran. El niño pequeño constantemente está reclamando a sus padres, “mira lo que hago, lo que digo”. En la mirada de los demás cobramos identidad y sentido. Cuanto más en la mirada del Padre. Jesús necesita este reconocimiento. Se lo reclama a su Padre.

Tras la aceptación de su destino, cae la música y casi en un susurro, Jesús se muestra cansado y triste. Le pesa la decisión, le pesa la misión. Aflora también el miedo al arrepentimiento y las lógicas sensaciones de desconcierto y aceptación de las consecuencias.

    • El arresto

Jesús, a partir de esta canción, recupera la calma, y sus intervenciones van a ser siempre calmadas, tranquilas, sin aspavientos. La aceptación es total, asume su destino y deja que los acontecimientos transcurran, sin cuestionar más, sin más preguntas. Sólo aceptación.

Con un beso Judas traiciona a Jesús. Los discípulos no saben qué hacer. Pedro quiere luchar, defender a su maestro. Pero Jesús lo para. Las luchas sólo engendran más luchas.

Aparece un coro que pregunta a Jesús qué va a hacer. Como si quedaran preguntas dentro de Jesús. Quizá fuera así. ¿Al final me salvaré? ¿Cuál ha sido el gran error? ¿Convenceré a la gente? ¿Lucharé por el poder? Lo apresan.

Ante Caifás Jesús no niega las acusaciones de falso testimonio que realizan sobre él. El Sanedrín, que no podía condenar a muerte sin el consentimiento de Roma, le lleva ante Pilatos para que lo sentencie a muerte.

Jesús ya no hablará. Al tiempo que Jesús calla ante Herodes y Pilatos, Pedro le niega tres veces.

Pilatos se desespera ante la tranquilidad y el silencio de Jesús. Herodes se ríe de Jesús y lo manda a Pilatos de vuelta. Pilatos ante la presión del Sanedrín y la gente, lo tortura y lo condena a morir en la cruz.

Merece la pena escuchar las tres canciones seguidas:


Jesús, en el segundo juicio ante Pilatos dice que su Reino no es de este mundo. Además Pilatos le hace la famosa pregunta sobre la verdad. ¿Qué es la verdad? ¿Es mi verdad, la tuya, es una ley? “La verdad os hará libres” (Jn 8, 31-38). “Yo soy el camino, la verdad y la vida” (Jn 14,6).

Pilatos no quiere firmar la sentencia de muerte de Jesús. Por eso, con la esperanza de que la gente cambie de opinión, lo manda azotar 40 veces. Además presenta a Barrabás, un asesino, para cambiarlo por Jesús (omitido en la obra). Pero la gente sigue pidiendo la muerte de Jesús. La voz de Pilatos está desgarrada. Entre temeroso, incrédulo, perplejo. Cede ante la presión de la gente, pero se lava las manos ante su decisión.

    • La crucifixión

Todo termina ya. Casi sin música, en silencio sonoro, la obra se arrodilla ante Jesús crucificado. El sobrecogimiento es inevitable. Cristo crucificado agoniza. Se acuerda de su madre, la llama. Clama a Dios “¿por qué me has abandonado?”. Grita sediento. Sus ultimas palabras… “todo se ha cumplido. Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”.

Suenan las cuerdas, sobre todo los violines. Es el momento de la muerte, recuerdo de todo lo vivido. Ya todo parece tan lejano. ¿Habrá merecido la pena? Los motivos musicales de la obra se repiten como si sobrevolaran sobre el público. Es el eco de la vida de Jesús, ahora muerto, crucificado.

    • Jn 19,41-42

Sólo música. Como una obertura invertida.

Jn 19,41-42: “En el lugar donde crucificaron a Jesús había un huerto, y en el huerto un sepulcro nuevo, donde todavía no se había depositado a nadie. Allí pusieron el cuerpo de Jesús, porque el sepulcro estaba cerca y porque ya iba a empezar el sábado de los judíos”.

No se cuenta la resurrección, pero son 2 minutos y 38 segundos de música que recuerda los motivos musicales de la obra, tocados ahora con todo el lirismo del mundo, dando a entender que no se ha acabado.  Y la tuba termina la obra, evidenciando la esperanza que se abre ante lo vivido. La muerte no puede tener la última palabra.

Publicado en Hausnarketak, Kristautasuna, Sin categoría | Deja un comentario

JESUCRISTO SUPERSTAR 4

Seguimos con las entradas sobre la ópera-rock JESUCRISTO SUPERSTAR.

A pesar de que la obra está realizada desde la perspectiva de Judas, es indiscutible que el protagonista principal es Jesús de Nazaret. Es su vida la que está en el centro de la narración, es la historia principal.

La obra, en general, maneja muy bien la intensidad de las canciones, con muchos altibajos musicales, dando dramatismo a las escenas que se cuentan. Pero, en concreto, la figura de Jesús se trata con especial cuidado en este sentido.

Empezamos con las intervenciones de Jesús. Aconsejo oír primero las canciones, con tranquilidad, y luego leer los comentarios.

    • Dinos lo que va a pasar

Los discípulos y algunos seguidores apremian a Jesús para que les de seguridades. Le instan a que les cuente lo que va a pasar. Jesús tiene una actitud relajada. No contesta directamente al requerimiento de sus seguidores. Manda dos mensajes centrales: vivir el ahora y no ejercer la violencia.

Hay un claro aviso de que hay que tener cuidado con olvidarse del presente. Dar excesiva importancia al pasado genera depresión, y darla al futuro genera ansiedad. El presente es el único tiempo que existe en realidad, en el que debemos centrarnos, viviéndolo con intesidad y consciencia.

    • Realmente extraño

Judas, en su línea ya anunciada en la primera canción de la obra, critica a Jesús por no ser práctico, por no entender los entresijos del qué dirán, de la imagen, del postureo, las apariencias… Jesús le responde de manera contundente, pidiéndole que deje en paz a María Magdalena. Es curioso cómo aquí se alude a la revisión personal del pecado cometido, antes de juzgar a nadie (el que esté libre de pecado que tire la primera piedra, Jn 8,7) y Jesús se queja de que nadie le entiende y de que no les importa a dónde va. El mensaje de Jesús choca frontalmente con las aspiraciones de muchos de sus seguidores, Judas, Simón, Pedro… no se están dando cuenta de lo que realmente anuncia Jesús, y eso es doloroso.

    • Todo estará en paz

Judas vuelve a la carga. Echa en cara a María Magdalena que malgaste ungüentos, perfumes, dinero en algo aparentemente inútil, como agasajar a Jesús. Ese dinero bien hubiera podido dedicarse a ayudar a los pobres, a cubrir necesidades… otra vez la visión pragmática y ultracrítica de Judas.

La respuesta de Jesús es muy contundente. “No intentes decirme que tenemos medios para los pobres salvar. Siempre habrá pobres y habrá pobreza, no dejarán de luchar”. recuerda a la escena evangélica de Marta y María (Lc 10,38-42), donde Jesús sugiere que lo más importante no es afanarse en hacer las cosas, sino que lo más importante son las personas, el encuentro personal. Hay aquí una clara tensión entre la lógica del mundo, que es pragmática y hacendosa, con la lógica del Reino de Dios, que es paciente, esperanzada, personal y confiada.

    • Hosanna

Jesús, con absoluta serenidad, en una canción muy lírica y armoniosa, le dice al sumo sacerdote del templo de Jerusalén, Caifás, que hay que escuchar al pueblo. De algún modo, los saduceos se habían endiosado, gobernando de espaldas al pueblo, traicionando reiterada y constantemente los intereses del pueblo en beneficio de los suyos. Jesús le recuerda que es la del pueblo la voz que hay que escuchar. Porque “de los que sufren será el Reino de los cielos”. Este es el mensaje central de Jesús en los evangelios: el reino de Dios está ya aquí. Todos podrán entrar, pero tienen prioridad los que sufren, los olvidados por el poder, los marginados… el pueblo llano.

    • Pobre Jerusalén

Es la primera canción en la que Jesús explicita de manera contundente lo que venía diciendo. Los discípulos, la gente del entorno… nadie entiende su destino. No se enteran de cuál es realmente la misión de Jesús. Se compadece de Jerusalén. Sólo pasando por la muerte, entenderán. Sólo desde la caída somos capaces de valorar lo que hemos perdido. Esta máxima humana también se cumple en la historia de Jesús de Nazaret.

    • El templo

La intensidad de la canción es innegable. La música va en ascenso hasta llegar a la explosión de la intervención de Jesús, con un grito de amargura e indignación. Jesús arremete contra los mercaderes del templo. Han convertido el templo en un lugar de comercio, de picaresca, de banalidad, superficialidad… PERO al tiempo, casi sin interrupción, un grupo de necesitados y marginados abordan a Jesús. Le piden un milagro de su poder para sanarse. Jesús se siente desbordado, sobrepasado… y clama “salvaos vosotros”. Dios al hacerse humano asume también las limitaciones de los seres humanos. Las frustraciones, la desesperación, la impotencia, la limitación… forman parte de la condición humana. Son emociones, ni buenas ni malas. Son. Lo importante es qué hacemos con ellas, cómo las gestionamos.

Las siguientes intervenciones de Jesús son La última cena, Getsemani, El arresto, Palacio de Pilatos y la Crucifixión. Son los últimos momentos de Jesús. Por su densidad e importancia, los dejamos para la próxima entrada.

Publicado en artea, Hausnarketak, Kristautasuna, Sin categoría | Deja un comentario

JESUCRISTO SUPERSTAR 3

Hay en la ópera-rock Jesucristo Superstar una canción sorprendente, cuyo mensaje central exclama que “todo ha sido un sueño”. ¿Y esto?

3. Todo ha sido un sueño:

Aconsejo, antes de seguir leyendo, oír la canción con calma.

Los acontecimientos en la vida de Jesús se precipitan hacia un claro final tormentoso y luctuoso.

Justo antes de la canción de Pedro y María Magdalena, “Todo ha sido un sueño”, canta Herodes (juicio de Herordes) burlándose de Jesús preso y lo manda a Pilato. Después, en la obra, canta Judas y muere atormentado por su traición y las terribles consecuencias de su acción.

Justo en este punto, tenemos la canción “Todo ha sido un sueño”. ¿Por qué?

Ante una situación de esta magnitud el alma humana sufre, se encoge, se rompe… a nadie le gusta vivir estas situaciones. La tentación recurrente suele ser no aceptar la realidad e intentar evadirse de ella. Es no tomar en serio nuestra finitud, nuestro ser temporal.

Bajo mi punto de vista, la canción “Todo ha sido un sueño” representa la idea de quien no pudiendo soportar la fuerza de la crueldad no quiere creerse que sea verdad, que sea real. Espera que todo haya sido un sueño, que al despertar por la mañana todo cambie por arte de magia. Que la realidad, al despertar, coincida con nuestras expectativas y deseos. Pero la realidad es tozuda. La realidad imprime su dictadura de los hecho y aterrizamos por las buenas o por las malas.

El sueño reparador, no cambia la realidad. Pero tiene el poder de recargar las ganas, las fuerzas, la motivación de las personas. Con estas fuerzas renovadas se puede ir tras los sueños que sí tienen el poder de cambiar la realidad si se trabaja por conseguirlos. Tienen, entonces, un cierto sentido utópico, un cierto sentido de horizonte a conseguir. Pero deben ser sueños lúcidos, en vigilia, motivados y anclados fuertemente en el principio de realidad.

Por tanto, se presenta el mundo onírico como escape de la realidad, al tiempo que se sugiere que hay que luchar por los sueños (proyectos) para transformar la realidad sangrante, sufriente, terrible… que llama a nuestras conciencias.

 

Publicado en artea, Hausnarketak, Kristautasuna | Deja un comentario

JESUCRISTO SUPERSTAR 2

Seguimos con las entradas sobre Jesucristo Superstar.

En la entrada anterior hablábamos de la visión de Judas, que corresponde con la visión postmoderna de la actualidad. En esta concepción del mundo las personas suelen acabar desesperadas, decepcionadas… en una profunda visión pesimista de la realidad encubierta con dosis de cinismo y escepticismo ácido.

Ahora vamos con otra visión sobre Jesucristo, que paradógicamente acaba igual que la de Judas.

2. Simón Zelotes

Aconsejo, en primer lugar, oír la canción y luego leer la interpretación que sigue:

Canta Simón Zelotes, discípulo de Jesús. Un hombre rudo, de buen corazón, al que las injusticias y los sufrimientos de la buena gente no dejan indiferente.

En este mundo nuestro hay mucha gente así. Eso es bueno. Pero tiene un inconveniente… se quedan en lo material, físico. Actúan desde el voluntarismo y se “queman” más pronto que tarde. Acaban, al igual que Judas, desencantados con el compromiso por construir un mundo mejor, acaban decepcionados, deprimidos, desesperanzados, instalados en la finitud, aburguesados…

Simón Zelotes mide la transformación personal y social que propone Jesús con el anuncio del Reino de Dios en términos de fuerza, de poder terrenal, de derrocamiento del régimen político injusto, propone la destrucción del poder de Roma, para dejar de ser esclavos.

¿Es esto necesario? Claro. El problema es el desde dónde se hace. Cierto que es justo y bueno hacer de este mundo un poco mejor, más justo, más pacífico, más humano… pero si se pierde la visión trascendente, si se pierde la convicción de que las propias fuerzas no bastan, lo más probable es que se acabe tirando la toalla.

Precisamente la fe en Jesús de Nazaret hace que la motivación de fondo sea la convicción de que no todo está en nuestras manos, de que aunque los proyectos de liberación no fructifiquen tan rápido como nos gustaría, de fondo está el proyecto de salvación del Dios de Jesús.

Junto a este rasgo que destaca en la canción de Simón Zelotes, tenemos también reflejado un rasgo identitario de nuestra era… el individualismo.

No importan los demás. La pregunta fundamental es ¿me salvaré yo? Parece lógico pensar que si yo he contribuido a la mejora de este mundo, merezco mi justo premio: la salvación.

En Inglaterra se ha creado un nuevo ministerio de la soledad. Parece que la soledad está revelándose como la nueva peste del mundo moderno. ¿Por qué? Porque el individualismo, la idea de que sólo debo mirar por mí (y los míos), ha proliferado hasta convertirse en un lugar común, en una experiencia asumida por todos como normal.

Simón Zelotes representa la idea de querer cambiar el mundo “por puños” y la idea de que quien hace las cosas bien merece su justo premio. Lo contrario sería injusto de raíz.

Sin embargo, ¿no es esta una visión que olvida que no todo es cuantificable?. ¿Cuánto amor debo dar para recoger mi justo premio? ¿Pueden medirse los valores o los sacrificios que los padres hacen por sus hijos,-as? Parece que no.

La negación de la trascendencia es en Judas explícita, pero en Simón Zelotes se da también una negación de la trascendencia, sólo que de manera implícita.

A este propósito escribe san Ignacio de Loyola: «Actúa como si todo dependiera de ti, sabiendo que en realidad todo depende de Dios» (cf. Pedro de Ribadeneira, Vida de san Ignacio de Loyola)

Publicado en Hausnarketak, Kristautasuna, Sin categoría | Deja un comentario

JESUCRISTO SUPERSTAR 1

Empiezo hoy una serie de entradas sobre la ópera-rock JESUCRISTO SUPERSTAR.

Es una obra de los 70 (para más info https://es.wikipedia.org/wiki/Jesus_Christ_Superstar) en la que, desde el punto de vista de Judas (el traidor), se narra los últimos momentos en la vida de Jesús de Nazaret.

En las entradas que comienzo hoy, voy a seleccionar algunos pasajes que parecen muy significativos, desde la clave interpretativa de la actualidad, que a pesar de sus años, creo pueden servir para iluminar nuestra sociedad, nuestro mundo.

Os dejo la ópera-rock entera.

Pero las interpretaciones irán al hilo de canciones o secciones concretas.

  1. Canción de Judas

Aconsejo, en primer lugar, oír la canción y luego leer la interpretación que sigue:

Esta canción de Judas recoge, bajo mi punto de vista, de manera magistral, la visión de nuestra sociedad postmoderna, que no ve más allá de lo material, y que ha renunciado al sentido de la vida, confundiendo felicidad con placer, triunfo personal con éxito material, sentido vital con éxito mundano.

La visión de Judas es la visión de un mundo materialista, ultra crítico, que ha perdido la concepción de trascendencia. Un mundo donde sólo existe la materia plana. Un mundo carente de sentido final, de proyecto….

Judas “desnuda” el mito… y tras el mito sólo queda el “hombre”. Todo se reduce a materia, sin trascendencia. Es una mirada escéptica, desesperanzada, cientificista. Alerta de los “peligros” de creerse que podemos cambiar las cosas, que podemos crear un mundo mejor, que podemos ser más de lo que somos. Judas niega el plus de sentido que le da la fe al mundo y a la vida de las personas. Reduce la existencia de Jesús a su origen humano, material, intrascendente, plano… Niega su potencialidad, niega el futuro en clave de superación hacia lo trascendente.

Judas interpreta el camino de Jesús como una revolución política. La victoria consiste en derrocar el poder de Roma. Es incapaz de ver más allá de lo inmediato, de lo material, de lo concreto…

¿Puede ser esta una enfermedad actual? Una concepción que se nos ha metido en el ADN espiritual y no nos deja confiar, esperar…

Frente a esta visión plana, podríamos contraponer la de Jesús. Lo veremos en próximas entradas.

Publicado en Hausnarketak, Kristautasuna, Sin categoría | Deja un comentario

El simbolismo y los vampiros

¿Qué es el simbolismo?

En un movimiento artístico del siglo XIX. Se basa en leyendas del medievo. Pone los sentimientos y la senbilidad por encima de la razón. Ensalza el amor idealizado, la libertad y el poder de la imaginación. es un arte muy estético. Muy idealista. La pasión domina claramente las obras del simbolismo. En pintura, utiliza colores oscuros, paisajes tétricos y oníricos. Sugiere que el mundo es mistérico, mágico, cuasi irreal.

¿Y los vampiros?

Seres míticos, horribles, crueles que han alimentado la imaginación de muchas culturas.

Sin embargo, estas figuras han sufrido una transformación simbolista clara. Mirad:

Los vampiros encarnan, representan un mundo donde sólo importan los sentimientos, el amor eterno, que nunca muere, el sólo pensamiento de amar a la amada, el amado. Donde todo es absolutamente intrascendente porque la pasión por la persona amada arrastra la vida, es el motor de sentido de la vida.

Entornos idealizados, paisajes puros, tonos oscuros, miradas perdidas, vidas inmortales, donde por amor se deja todo.

Los vampiros en Crepúsculo recuperan la visión simbolista sobre la realidad. Un mirada mágica, casi telúrica, donde los viejos arcanos que sostienen la vida, resucitan para rescatar el amor de la noche de los tiempos.

Publicado en artea | Deja un comentario

ANTE EL 8 DE MARZO: IGUALES EN DIGNIDAD, IGUALES EN DERECHO

Publicado en Aktualitatea, baloreak | Deja un comentario

CIENTÍFICOS METIDOS A MORALISTAS

Hace unos días he asistido a una jornada formativa sobre neurociencia organizada por Kristau Eskola.

El contenido de la misma no fue, precisamente, muy orientado hacia la docencia, cosa que se echa de menos, ya que se supone, estas jornadas tienen que contribuir al buen hacer de la práctica docente.

Esto en sí, es ya un gran inconveniente, aunque tampoco está mal estar al tanto de las investigaciones científicas en el campo de la neurociencia.

Sin embargo, el colmo fue cuando los científicos, por arte de magia, se convierte en moralistas y especialistas en ética.

Me explico. Las investigaciones realizadas por el BCBL en el campo de la neurociencia cognitiva, en concreto en el uso del lenguaje, concluyen que cuando una persona usa un lenguaje que no es su lengua materna, las decisiones que toma tienen un componente más desapegado, menos mediatizado por las emociones. Es decir, se toman decisiones más vinculadas a la racionalidad práctica que a las emociones.

Por emociones podemos entender, por ejemplo, la empatía, la capacidad de entender el sufrimiento de los demás, la capacidad de emocionarse con los logros de los demás… es decir, todos los sentimientos y emociones que consiguen hacernos más sensibles, más afectivos, más delicados, más empáticos.

Y aquí es cuando el científico ponente de turno, dice al auditorio, ante mi perplejidad y absoluto asombro, que las decisiones que no contiene emociones son mejores porque se toman sólo desde la razón.

Es decir, ¿¿que es mejor una decisión no empática, no sensible, no delicada…?? Terrible.

Una vez más se ve cómo la ciencia, cuando pretende acaparar todos los campos de saber, acaba fagocitando los campos que no le son competentes y acaba sacando conclusiones muy peligrosas para el género humano.

Simplemente impresentable.

Dejemos que la ciencia ilumine su campo, aprovechemos su saber, pero no dejemos que invadan campos que no les son propios, porque podemos olvidar dimensiones fundamentales del ser humano.

Personalmente me quedo con que, si una persona debe tomar decisiones fundamentales en su vida y/o que afecten a otros, es mejor que lo haga en su lengua materna.

Publicado en Aktualitatea, baloreak, Etika, Hausnarketak, Hezkuntza, Neurociencia | Deja un comentario

Me paso de Iphone a Android… mis razones

Cierto. Estas navidades me he pasado de un Iphone 7 a un Huawei p10 lite.

¿Por qué?

Lo cierto es que muchos se han extrañado y me han preguntado por los motivos que me han llevado a realizar semejante “locura”. Máxime cuando personalmente, mis últimos teléfonos siempre habían sido de la manzana. Tuve el iphone 4, el 5, el 6 y el 7.

Estas son mis razones:

  1. Creo que Apple se ha “columpiado”, ya de manera insoportable, con el Iphone X. ¿De verdad cuesta ese móvil 1200 €? ¿Es razonable pagar 1200 € por una terminal? Creo que no. Sólo ya esta razón puede llevarle a uno a decir, oye, paso de gastarme ese dineral en una móvil.
  2. Por si el precio fuera poco, siempre he tenido la sensación de que al cambiar de Iphone, no había cambios visibles. Como he dicho, tuve el 4, el 5, el 6 y el 7. Todos son iguales en cuanto al software. Parece clones. De hecho, cuando cogí el 7, a veces se me olvidaba que era el 7, y pensaba que tenía el 6. Lo cierto es que llega a ser muy aburrido, repetitivo.
  3. Todos los años sale un Iphone nuevo… ¿hasta cuánto va a subir el precio del siguiente?
  4. ¿Los que tienen y hemos tenido Iphone (“carísimo”) realmente lo hemos usado en todas sus prestaciones? Creo que no. Además, tengo la sensación de que muchos (¿la mayoría?) de los que tienen un Iphone, en gran parte, lo tienen por postureo. Para dejarlo encima de la mesa y que todo el mundo ve que “soy guay” porque tengo un Iphone.
  5. Por último… desde mi experiencia ahora con una Android que no es carísimo, el Huawei p10 lite, en cuanto a la experiencia de usuario, rapidez, estabilidad, capacidad, cámara, versatilidad… no veo diferencia que justifique el precio del iphone 7 (por ejemplo) frente al Hauwei p10 lite.

 

Publicado en Hausnarketak, Teknologia | Deja un comentario