DONAR TIEMPO COMO VOLUNTARIO PARA CONSTRUIR UN MUNDO MEJOR

Muchas veces he tenido que oir eso de “yo no doy dinero porque no llega…”.

Bueno, ¿y por qué no dar tu tiempo, que ese sí que llega? Merece la pena escuchar este testimonio de dos personas que dedican parte de su tiempo a personas que a veces han olvidado que lo son. Nuestro tiempo donado a los demás puede ser la oportunidad para construir un mundo mejor entre todos, donde no haya excluidos ni excluyentes.

Esta entrada fue publicada en Aktualitatea, Giza eskubideak, Hezkuntza, Kristautasuna. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *